El uso de CUESTIONARIOS o TESTS en la clase de ELE

Me llamo Ana Álvarez (@profeanaalvarez en el espacio virtual) e intento enseñar español a adolescentes italianos desde 2005. Para tan quijotesca empresa echo mano de mi ingenio, el material que creo y cuelgo en mi blog profeanaalvarez.wordpress.com y cualquier otro anzuelo que capture la atención de mis estudiantes: Instagram, cartulinas de colores, canciones e incluso caramelos. Esta es la primera vez que escribo una entrada para otros profes. ¡Sed clementes!

Este es el perfil de mis alumnos: Marco, 15 años, intereses principales: el fútbol, el móvil, las gafas de sol y lanzar botellas de agua para que caigan de pie. Este es el perfil de mis clases: 3 horas a la semana,  28/30 estudiantes en plena (y perenne) revolución hormonal, una pizarra de los años treinta. Este es mi perfil: profesora nativa, con experiencia, compenso la falta de medios con mucho entusiasmo (si hace falta, bailo la Macarena encima de la mesa para que me hagan caso; no siempre funciona), me equivoco bastante y nunca dejo de aprender.

Imaginaos a Marco el 14 de septiembre en su primera clase de español del curso. Su profesora le pregunta: “¿Qué has hecho estas vacaciones?”

        ¿Qué pasa?

  1. Se le quita todo el moreno de golpe
  2. Responde: “I go to the beach?” y sus compañeros se ríen hasta junio
  3. Contesta: “estudiar para los exámenes de recuperación”

O 4) Completa un cuestionario sobre sus vacaciones, a partir de los ejemplos elabora su propia presentación y se queda tan contento.

Durante mis más de diez años enseñando español en institutos italianos, he podido comprobar lo útiles que resultan los “tests” o cuestionarios para introducir contenidos, tanto gramaticales como léxicos, e incluso culturales. Por un lado, se activa el “ego” típico de la edad y los estudiantes se acercan a la actividad sin la conciencia inmediata de estar aprendiendo un determinado aspecto lingüístico; por otro lado, los contenidos se presentan en contexto, y no de manera aislada como ocurre a menudo en los libros de texto. Además, utilizan la lengua antes de analizarla y las estructuras les sirven de modelo para construir las suyas propias en un segundo momento.

Para elaborar un “test” hay que tener en cuenta: 1) el nivel de la clase (sus conocimientos previos), 2) los contenidos que se quiere trabajar y 3) cómo se quiere explotar la actividad; sin olvidar el sentido del humor y una presentación atractiva.

Os propongo mi “cuestionario sobre las vacaciones” como ejemplo y la secuencia de actividades que hicimos en clase:

test_vacaciones_profeanaalvarez

  1. LECTURA: A medida que leen las preguntas en voz alta, por turnos, van respondiendo individualmente seleccionando la respuesta con la que se sientan más identificados. Durante la lectura, los estudiantes pueden intervenir sugiriendo respuestas diferentes. Leemos las soluciones y comprobamos cuál es la más numerosa.
  1. CONTENIDOS: Con la ayuda de la pizarra, clasificamos palabras y expresiones relacionadas con las vacaciones y los viajes, agrupándolas por categorías: medios de transporte, destinos, alojamiento, etc.
  1. TAREAS: A partir de las respuestas seleccionadas y utilizando los recursos que hemos trabajado (léxico de viajes, pretérito perfecto, etc.), los estudiantes preparan su propia presentación sobre las vacaciones y ponemos algunas en común. Otra opción es que se hagan las preguntas en parejas y que cada uno dé las respuestas según su experiencia.

También se pueden proponer cuestionarios sin respuestas, que los estudiantes tienen que completar simplemente con una palabra o un breve enunciado, como este para repasar la alternancia de los tiempos de pasado (se puede usar como “test” o como “juego de la oca” con un dado e incluso sugerir a los alumnos que lo amplíen con otras preguntas):

test_tiempos_pasado_profeanaalvarez

O bien, utilizar cuestionarios para introducir un aspecto en particular al mismo tiempo que se trabajan contenidos culturales, como este en el que se presentan las diferentes oraciones condicionales y se reflexiona sobre el carácter de don Quijote y Sancho Panza:

cuestionario_quijote_condicionales_profeanaalvarez

¿Os ha parecido interesante?

a) No, prefiero leer los anuncios breves de El País;

b) Sí, pero te doy un par de sugerencias en los comentarios;

c) Sí, me gustaría que compartieras más material con nosotros 😉

 

 

¿Quieres realizar contenidos como los de nuestros colaboradores?

Échale un vistazo a nuestros curso para profesores de ELE donde nuestros colaboradores, junto a muchos más profesores, nos enseñan cómo enseñar español . Para que te formes para ser profesor de español de una forma 100% en línea y con una metodología moderna y práctica.

Contamos con un amplio equipo de docentes especializados de los diferentes campos de la  enseñanza del español. Gracias a su experiencia, nuestros cursos tienen un gran valor académico aportando un nuevo enfoque a los cursos de enseñanza de ELE.

ana álvarez

Ana Álvarez San Andrés

Licenciada en 2004 en Filología Hispánica (especialización en enseñanza de ELE) por la UCM. Es profesora de español en Italia desde 2005. Ha dado clases a adultos y a niños, pero  lleva más de diez años enseñando Lengua y Literatura Española en institutos genoveses. Creó el blog Profeanaalvarez para proponer a sus alumnos materiales didácticos  interactivos que les ayuden a crecer en español.

blogger-icon

 

Comments

comments